Saltar al contenido

La “Ley de Influencers” llega a España así este 2024

Contenidos

Hoy en día, las redes sociales son la herramienta esencial para la comunicación y el marketing, herramienta de la cual nació la figura que todos conocemos ya de sobra: el influencer. Estos influencers se han convertido en líderes de opinión digital, afectando las decisiones de compra de sus seguidores a través de recomendaciones y contenido patrocinado, lo que conocemos como marketing de influencers

Sin embargo, esta influencia viene con responsabilidades, especialmente en lo que respecta a la transparencia y la honestidad. Reconociendo la necesidad de regulación, España se convierte en uno de los primeros países de la Unión Europea, después de Francia, en abordar específicamente la regulación de los creadores de contenido con la «ley de influencers», sentando un precedente significativo en la manera de entender y gestionar la publicidad en el siglo XXI.

Esta legislación es un hito importante para el marketing digital en España, afectando no solo a influencers sino también a marcas, agencias y plataformas de redes sociales. Su objetivo es crear un entorno digital más transparente, donde los consumidores puedan distinguir claramente entre contenido orgánico y patrocinado. Para los influencers, esto significa la necesidad de adaptarse y entender cómo esta ley afectará su forma de trabajar y su relación con las marcas y su audiencia.

Desde Teckel Media, os explicamos la «Ley de Influencers» de manera comprensible: qué significa esta nueva regulación para ti, ya seas un influencer, una marca que busca promocionar sus productos, o si simplemente estás interesado en la actualidad del marketing digital.

¿A quién afecta la Ley de Influencers?

La legislación española sobre influencers introduce un criterio novedoso para determinar quiénes estarán sujetos a las nuevas regulaciones: los umbrales de audiencia e ingresos. Este enfoque establece límites claros para diferenciar entre los creadores de contenido cuya influencia y actividades comerciales requieren una supervisión reguladora y aquellos para quienes estas normas serían desproporcionadas debido a su menor alcance o impacto económico.

Esta ley afectará a aquellos creadores que superen los 300.000€ de facturación anuales, un millón de seguidores en una única plataforma de intercambio de vídeos o dos millones de seguidores en el global de su actividad, y aquellos que hayan compartido o publicado 24 o más vídeos a lo largo del año. Aquellos creadores de contenido que cumplan con estos características están en la obligación de inscribirse en el Registro Estatal de Prestadores Audiovisuales, pasando a considerarse «usuarios de especial relevancia».

Sin embargo, es crucial destacar que estos umbrales están sujetos a revisión. Tras una consulta pública y el análisis de diversas opiniones y solicitudes del sector, el Ministerio para la Transformación Digital ha indicado su disposición a ajustar estos límites. La flexibilidad en este aspecto demuestra un reconocimiento de la diversidad y la dinámica cambiante del ecosistema de influencers, así como un esfuerzo por asegurar que la regulación sea justa y efectiva.

Clave de la Regulación: Transparencia y Restricciones

La nueva legislación sobre la actividad de los influencers en España pone un énfasis especial en dos pilares fundamentales: la transparencia y la imposición de restricciones específicas en la promoción de ciertos productos. Estos elementos son esenciales para entender el cambio de paradigma que introduce la ley de influencers, buscando no solo proteger a los consumidores sino también establecer un marco ético para la publicidad digital. A continuación, se detallan las principales obligaciones y restricciones impuestas a los influencers bajo esta nueva regulación.

Prohibición de la Publicidad Encubierta o Subliminal

Una de las medidas más significativas es la prohibición expresa de la publicidad encubierta o subliminal. Los influencers, al igual que cualquier otro medio de comunicación como la televisión, deben ahora asegurarse de que cualquier contenido patrocinado sea claramente identificable como tal por su audiencia. 

Esto significa que cualquier tipo de colaboración pagada, ya sea en forma de productos, servicios o compensación monetaria, debe ser explícitamente declarada en el contenido publicado. La intención es evitar que los consumidores sean inducidos a error, creyendo que las recomendaciones o menciones de productos son puramente orgánicas cuando, en realidad, hay intereses comerciales detrás.

Horarios Restringidos y Publicidad Responsable

En línea con las regulaciones aplicadas a medios tradicionales, la nueva ley de influencers establece también restricciones horarias para la promoción de ciertos productos. Específicamente, para productos como las apuestas o juegos de azar, se ha designado un horario restringido de 1:00 a 5:00 horas de la madrugada. Esta medida tiene como objetivo limitar la exposición de contenidos potencialmente dañinos a menores de edad y otros grupos vulnerables, restringiendo la promoción de estos productos a momentos en los que se presume una audiencia mayoritariamente adulta.

Además, la ley veta completamente la promoción de productos como el tabaco, cigarrillos electrónicos, medicamentos no regulados y bebidas alcohólicas por parte de los influencers. Esta prohibición refleja un esfuerzo por alinear la actividad de los influencers con los estándares de publicidad responsable, protegiendo a la sociedad de los efectos nocivos y la influencia negativa que la promoción de estos productos puede tener.

Estas restricciones y obligaciones subrayan el compromiso de la ley de influencers con la protección del consumidor y la promoción de prácticas publicitarias éticas en el ámbito digital. Al imponer estas medidas, la legislación no solo busca salvaguardar los intereses de los consumidores sino también guiar el marketing de influencers hacia un modelo de negocio más transparente y responsable. La meta es que, mediante la aplicación de estas normas, se pueda fomentar un entorno digital donde prevalezca la confianza y el respeto mutuo entre creadores de contenido, marcas y audiencias.

Comparación Internacional: España y Francia

La reciente legislación española que regula la actividad de los influencers marca un hito importante dentro de la Unión Europea, colocando a España en la vanguardia de la regulación del marketing digital junto a Francia, el primer país del bloque en implementar una ley de influencers similar. Aunque ambas legislaciones comparten el objetivo común de aumentar la transparencia y proteger a los consumidores, existen diferencias notables en sus enfoques y especificidades.

Mientras que la regulación española se centra en definir y limitar quién debe cumplir con la ley a través de umbrales específicos, la francesa adopta un enfoque más inclusivo, aplicando sus medidas a todos los influencers independientemente de su tamaño o ingresos. Ambas leyes, sin embargo, comparten un compromiso común por aumentar la transparencia en la publicidad digital y proteger a los consumidores de prácticas engañosas. Además, las dos legislaciones abordan la necesidad de regular la promoción de ciertos productos y servicios, reconociendo el poderoso impacto que los influencers tienen en la toma de decisiones de sus audiencias.

La implementación de estas leyes en España y Francia refleja una creciente preocupación por la ética y la transparencia en el marketing digital a nivel nacional, estableciendo además, un precedente importante para otros países de la Unión Europea. Al observar las iniciativas de estos dos países, es posible anticipar un futuro en el que la regulación de la actividad de los influencers se convierta en una norma común en toda Europa, buscando un equilibrio entre la innovación digital y la protección del consumidor.

Impacto en la Industria

Esta introducción de la nueva legislación para influencers en España, promete tener un impacto importante en la industria del marketing digital. Os contamos nuestras previsiones sobre cómo esta ley de influencers podría redefinir las estrategias de marketing de influencers y las dinámicas de creación de contenido en un futuro próximo.

Estrategia de Marketing de Influencers

Para los influencers, la nueva legislación impone una necesidad de mayor transparencia en sus colaboraciones con marcas. Esto significa que tendrán que ser más selectivos y estratégicos al elegir con qué marcas trabajar, priorizando aquellas que se alineen auténticamente con sus valores y los de su audiencia. La necesidad de declarar explícitamente las publicaciones patrocinadas podría llevar a una reevaluación de cómo y cuándo se comparte contenido patrocinado, con un posible impacto en la percepción de su autenticidad y credibilidad.

Las marcas, por su parte, tendrán que adaptarse a un entorno en el que la transparencia no es solo una opción, sino un requisito legal. Esto podría significar una inversión mayor en campañas con influencers a largo plazo cuyos valores y audiencias se alineen estrechamente con los de la marca, en lugar de campañas basadas en transacciones únicas. El cumplimiento de la ley de influencers requerirá también que las marcas sean más meticulosas en el seguimiento y reporte de sus campañas, asegurando que todas las publicaciones patrocinadas sean claramente identificadas como tales.

Cambio en la Creación de Contenido

La legislación podría incentivar una nueva ola de creatividad en la creación de contenido patrocinado. Los influencers y las marcas podrían explorar formatos y narrativas que integren el contenido patrocinado de manera más orgánica y menos intrusiva, manteniendo la transparencia requerida por la ley de influencers. Esto podría resultar en una mayor calidad y diversidad en el contenido patrocinado, beneficiando tanto a las audiencias como a la industria en su conjunto.

Además, la restricción en la promoción de ciertos productos y la implementación de horarios restringidos para la publicidad de productos específicos, como apuestas o juegos de azar, obligará a los influencers a ser más conscientes del contenido que producen. Esto podría llevar a una mayor responsabilidad social entre los influencers, con un enfoque renovado en promover estilos de vida saludables y decisiones de consumo conscientes.

Implicaciones a Largo Plazo

A largo plazo, la ley podría contribuir a la profesionalización del sector de los influencers, estableciendo estándares claros y expectativas sobre la transparencia y la ética en la publicidad digital. Esto no solo mejorará la relación de confianza entre influencers, marcas y audiencias, sino que también podría elevar la percepción general de la industria del marketing de influencers.

A medida que nos adentramos en esta nueva era de transparencia y responsabilidad, tanto influencers como marcas enfrentáis el desafío de adaptación a un marco regulatorio más estricto, pero que al mismo tiempo ofrece la oportunidad de forjar relaciones más auténticas y significativas con la audiencia. La clave del éxito será la capacidad de crear contenido auténtico y mantener la ética y la transparencia en el centro de todas las actividades.

Para los influencers y marcas que deseéis asegurar el cumplimiento legal mejorando la efectividad de vuestras campañas, en Teckel Media sabemos cómo hacerlo de forma ideal. Con nuestra experiencia en el marketing de influencers, estamos posicionados para guiar vuestras campañas con las estrategias de contenidos más óptimas.

Contacta con Teckel Media, nuestra agencia de marketing de influencers y descubre cómo podemos ayudarte a liderar con confianza esta nueva era del marketing de influencers.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad